Correcto uso de las baterías.


Desde la proliferación de las baterías de litio, su uso continuado en el día a día hace que nos puedan surgir dudas sobre su correcto mantenimiento. Afortunadamente, salvo algún modelo concreto, las baterías suelen ser extraíbles, por lo que si en un futuro termina por estropearse, se pueda adquirir una nueva.

No obstante, siempre es recomendable tener una buenas prácticas en el mantenimiento para asegurar una larga vida de la batería.

Al margen de las cuestiones técnicas de diseño y fabricación de las baterías de litio, en nuestros equipos electrónicos, lo que siempre se recomienda es que no se sometan a temperaturas altas (por encima de los 35 grados) ya que eso sí que las degrada significativamente.

También suele incidir la tensión de carga, suministrada por el cargador. Éste puede ser original, certificado o de terceros. En este último caso es recomendable evitar la compra en establecimientos “chinos”, ya que suelen emparejar valores muy dispares de los nominales.

Además, los ciclos de carga deberían en teoría, ser los más completos posible. Es decir, que la batería se descargue y se le conecte al ordenador el cargador hasta que al cance el 100%. Y así sucesivamente.

El caso es que, por el diseño y proceso de fabricación de las baterías, es necesario que éstas estén trabajando continuamente y en buenas condiciones ambientales y eléctricas.

Tenerla cargada siempre con el ordenador enchufado puede ser tan malo como guardarla en un cajón y dejar que se descargue con el tiempo. Es muy perjudicial para las baterías, la descarga completa u por un tiempo prolongado.

Lo recomendable que realicen ciclos completos de carga/descarga con cierta asiduidad. Ponerla cargar cuando haya llegado aproximadamente a un 20% y no forzarla al 100% de manera continuada.

Nuestra recomendación es siempre procurar que las baterías trabajen. Tal y como hacemos con los smartphones. Procurar ciclos de carga/descarga lo más extendidas posible (un par de estos ciclos a la semana es suficiente).

Si se va a dejar de usar el portátil durante un tiempo prolongado, guardar la batería a media carga.

No exponerla a temperaturas excesivas  Utilizar cargadores originales o certificados, ya que los “baratos” o “chinos” no suelen llevar circuítos que controlen las cargas (temperaturas, tensiones, etc). Y pueden terminar con el tiempo  averiando también la placa base del portátil.

Se tiene que tener mucho cuidado con los dispositivos que no permiten la extracción de baterías, estas baterías suelen ser de Li-ion Polymer (LIPO) , la extracción de estas baterias por parte de personal experto es muy peligroso, solo debe de realizarlo técnicos especialista ya que corremos un gran peligro para nuestra integridad física. Aquí de un video sobre la peligrosidad de una mala manipulación de estas baterías.

Resumiendo:

1º Controlar la temperatura del dispositivo.

2º Si ha la batería está al 100% desenchufar el cargador y volverlo a enchufar una vez llegue al 20% de carga.

3º Que el proceso de carga y descarga sea lo mas amplio posible, evitando cargar el dispositivo por ejemplo al 50%.

4º Si no vamos a utilizar el dispositvo y este lo permite, retirar la batería cargada solo al 50-70 %, si no lo permite que sean dichos tantos por cientos los valores de carga.

5ª Utilizar baterías y cargadores oficiales o de calidad.

6º Evitar la manipulación de las baterías y sus cargadores por personal no cualificado.

Así pues, con estas notas aclaratorias, puede conseguir alargar la vida de sus baterías un tiempo sustancial, más allá de las expectativas del propio fabricante.

Esperamos que les hayamos sido de ayuda.